Mamá primeriza.

Hola!!!

Hoy os traigo una entrada un tanto larga, así que ponte un café y quédate conmigo!

Como mamá primeriza, piensas que no le puede faltar nada a tu hijo, y compras todo lo que hay en el mercado. Pero, con el paso del tiempo, te das cuenta de que hay cosas que no utiliza, y te has gastado tontamente el dinero.

  • Minicuna. En este tema, nosotros lo tuvimos claro. NO. El niño se tiene que hacer a dormir en su cuna, aunque sea grande. El hecho de tener una minicuna y llevártela al salón… para qué? Seamos realistas, estás tan encantado con ser papá que allá donde esté tu hijo, estarás tú.
  • Cuna. SI, por supuesto. Además, nosotros la cogimos grande, para que le valga más tiempo.
  • Móvil de cuna. Nosotros quisimos que fuese especial, por lo que compramos la estructura en Amazon y le hicimos a mano los muñecos. SI porque le gusta un montón que suene y dé vueltas, se entretiene bastante.
  • Parque. A día de hoy, no lo compraría (y eso que el nuestro es cuna-parque). El motivo es sencillo, tiene un gimnasio con el que juega mucho, y si le metes en el parque, es como que se asfixia y se echa a llorar. NO.
  • Hamaca. SI rotundo. Les encanta ver lo que pasa a su alrededor, son muy observadores.
  • Correpasillos. NO! Les deforma la cadera ya que aún están formándose sus huesos.
  • Peluches. NO. Son una fuente de ácaros (aunque se laven).
  • Trona. SI, sobre todo ahora, que mi peque ya está con los purés de verduras.

Eso sí, de juguetes… Os recomiendo, sin duda alguna, la jirafa Sophie. Es un mordedor con asas (el mío, porque los hay de diferentes formas), que pesa poco. Lo pueden coger y morder sin miedo alguno.

Otro día, os cuento qué marcas son las que utilizamos con el peque de la casa. Un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*